domingo, 3 de agosto de 2014

¡¡Bienvenido bebé !!! ¿Adiós al ahorro familiar??



Todos me decían lo mismo..."cuando tengas un hijo, se acabaron el ahorro y los caprichos", "¡un hijo trae muchos gastos!", "no darás a basto y todo el dinero se te irá en pañales y papillas"...

Bueno, no voy a negar que el bolsillo se resiente un poco, y se nota algo mas a final de mes, pero pasada ya la barrera del primer año, creo que puedo decir que, en mi caso, tampoco ha sido para tanto... Una buena organización desde el comienzo de esta etapa, mucha información que me empapé de los productos realmente necesarios para pasar el primer año, y sobre todo, creo que lo que mejor me ha ido, ha sido desterrar el mito de "cuanto mas caro y sofisticado es el producto, mejor será para el bebé"....FALSO!!!




Evidentemente, no voy a ponerle a mi peque cualquier cosa, le doy lo que le viene bien, pero si le va igual de bien un pañal de marca blanca que cualquier otro de otra marca mas conocida...¿¿porqué gastar 10 céntimos mas por pañal?? Teniendo en cuenta que mi peque, durante el primer año, ha gastado una media de 6 pañales por día...estamos hablando de un ahorro de 60 céntimos diarios, que durante el primer año suman un total de...¡¡219 EUROS!! Tal como están las cosas hoy en día, es un ahorro importante, ¿no creeis??

En este post me gustaría explicaros algunas de las cosas que me fueron bien para darle a mi bebé todo lo que necesitaba sin arruinarnos el bolsillo, y si le sirve a alguna futura o reciente mamá alguno de mis "trucos" o "descubrimientos"...¡¡mejor que mejor!!.


1.- Preparación de mi lista de nacimiento "low cost": En mi caso, la llegada del bebé coincidió con una mudanza a un nuevo hogar, con todo lo que eso conlleva (adecentar la nueva casa, pintarla, amueblarla, etc). Por tanto, teníamos claro que había que estudiar bien los gastos que íbamos a hacer: qué productos teníamos que comprar, dónde lo compraríamos, y...¿por qué no?? a quién podíamos pedirle que nos lo regalara o nos lo prestara.


            Este último punto es muy importante: cuando viene en camino un bebé, familiares y amigos quieren hacerte algún regalo, y muchas veces, por verguenza, no le decimos qué necesitamos realmente, y cuando nos damos cuenta, tenemos un montón de ropita que posiblemente la mayoría ni se la llegaremos a poner, y trastos que jamas utilizaremos y que nos ocupan un espacio que a estas alturas es de lo mas valioso. Nos pusimos manos a la obra, y elaboramos nuestra propia "lista de nacimiento", en la que detallábamos los productos, y su precio. Así le facilitamos mucho la labor a todo aquel que quería poner su "granito de arena". Teníamos claro que los precios debían ser asequibles, como si lo fuéramos a comprar nosotros, para así asegurarnos que podía estar al alcance de la persona que nos lo quisiera regalar.

           También aceptábamos  "préstamos". En mi caso, tanto el moisés como la cuna fueron "cedidos". Son productos que se utilizan durante poco tiempo y normalmente suele quedarse impecable por su poco uso...

           No descartar tampoco las tiendas de productos de bebé de segunda mano: yo he encontrado cosas impolutas, como nuevas, muy bien cuidadas, y muy económicas. En mi caso, el parque infantil lo compré en una de estas tiendas, a precio de chollo. Este tipo de tiendas están ahora en auge, seguro que cerca de casa teneis alguna, no descartar daros una vuelta y echar un vistazo!!

Y si no queremos comprometer a nadie a comprarnos algo concreto, otra buena opción son las tarjetas regalo de los distintos establecimientos de venta de productos infantiles. En mi caso fueron de lo mas socorridas para comprar aquellas cosas que mas tarde me iban haciendo falta: ropa, pañales, etc

2.- Estudio exhaustivo de los distintos productos de bebés, y su  relación "calidad - precio":


Para conocer un producto hay que informarse previamente, y si es posible, problarlo. Pero...¿quién me proporciona la información que necesito??:



  •  Son muchas las marcas infantiles que ofrecen muestras de sus productos para que los padres los prueben, es una forma de dar a conocer el producto y de fidelizar al cliente. Hay infinidad de webs donde poder pedir muestras e información sobre los distintos productos, aunque esto daría para hacer otro post específico sobre este tema.

  • Las charlas maternales que ofrecen distintas empresas, como El Corte Ingles, Toys R us, DKW, Prenatal, etc... A mi algunas me resultaron muy útiles. Sobre todo si eres mamá primeriza, te sueles enterar de bastantes cosas y te resuelve muchas dudas. Lo mejor: la interacción con otras mamás...de quien mas podemos aprender es de mujeres que están o han estado en la misma situación que nosotras. Ah!! Al final de las charlas suelen dar algún regalito tipo "canastilla", con productos de distintas marcas infantiles, los cuales suelen venir genial.

  • Pero, finalmente, quien me da la mejor información sobre qué le puede venir mejor o peor a mi bebé, son otras mamás como yo. Siempre digo que lo que le puede venir bien a un bebé puede que no le sirva a otro, pero al final, la experiencia es un grado, y por eso, antes de gastarme un dineral en un producto sin saber su eficacia, o de ir tanteando entre unas y otras marcas hasta dar con la adecuada, intento informarme a través de otras mamás y preguntar. Tengo la certeza de que entre unas y otras, voy a encontrar la respuesta de lo que necesito!! Y no sólo me limito a preguntar a las mamás de mi entorno (amigas, familiares, compañeras de trabajo, ...), sino también a las cibermamás, pues a través de blogs, redes sociales, comunidades, etc somos muchas las mujeres que intentamos ayudarnos las unas a las otras en esta aventura.



3.- Ropa y vestuario...lo justo y necesario:

Hoy en día entras en cualquier tienda de ropa infantil y hay verdaderas monerías, seguro que nos llevaríamos la tienda entera, pero...seamos realistas...¿cuántas veces le vamos a poner esa prenda?? Los bebés crecen por momentos, y la ropa se nos queda pequeña...  ¿Por qué no nos limitamos a comprarles lo básico?? y si fuera posible...¿por qué no le pedimos prestada la ropa de ese primo o del hijo de tu amiga, que ya se le quedó pequeña?? ¿¿Y si nos damos un paseo por las tiendas de segunda mano??  Precisamente ese es otro de los mitos a desterrar: En lo que al mundo del bebé se refiere, "segunda mano" no es sinónimo de "producto defectuoso o en mal estado"...todo lo contrario!! En el ciberespacio también podemos encontrar webs especializadas en moda infantil de segunda mano...mi favorita: Percentil. Merece la pena visitar su web y dedicar unos minutos a conocer cómo clasifican la ropa antes de ponerla a la venta, seguro que te convence!! Además, también les puedes vender la ropa de tu peque que ya se le haya quedado pequeña...una opción mas para ahorrar unos cuantos euros!!

¿Y dónde compramos los "básicos" y el  "fondo de armario" de mi bebé? Primark, Kiabi, H&M y C&A tienen muy buena relación "calidad - precio" en sus productos.


4.- La alimentación de mi peque, a ser posible, hecha en casa:


Con la introducción de la alimentación complementaria y los sólidos, me volví loca al principio pensando qué era lo mejor para mi peque. En el mercado hay una gran variedad de tarritos ya preparados, pero sí que es cierto que no son baratos, mas aún si como yo, antes del año le doy sus tres comidas sólidas al día: almuerzo, merienda (fruta) y cena. Pues tres tarritos por día,a una media de 0,80€ cada uno, son  2, 40 euros  diarios... si nos ponemos a calcular, mas de 70 euros en potitos al mes...


Pues hagamos de cocinillas y preparemos a nuestros "ratones" unas deliciosas papillas, cremas y caldos hechos en casa. Una buena olla con los ingredientes que queramos, y tenemos " potitos" para rato, que bien envasados en recipientes individuales y conservados en el congelador, nos quita de muchos quebraderos de cabeza. Os aseguro que tanto vuestro peque (que se chupará los dedos) y vuestro bolsillo quedarán eternamente agradecidos.

Los tarritos preparados del super, mejor dejarlos para emergencias o si comemos fuera de casa.

5.- Juguetes.... los justos:


Un bebé no necesita una montaña de juguetes... Recuerdo que, cuando nació mi peque, le regalaron varios sonajeros, muñecos de distintos colores y texturas, juguetes musicales.... ¿sabeis lo que mas le gustaba?? El ventilador de techo del salón en marcha. Se pasaba horas mirando el ventilador, hipnotizado por sus aspas dando vueltas y mas vueltas. Si lloraba, le poniamos bajo el ventilador y se callaba.... Ya con unos meses, le regalaron alfombras de actividades, juguetes mas sofisticados llenos de luces y sonidos, ... pero sus juguetes favoritos eran los patitos de goma. Si...una bolsa de patitos de goma y otros animalillos por el módico precio de 5 euros...


 Y con un año recién cumplido, sus juguetes favoritos son los vasos apilables y la casita rompecabezas de IKEA, a 2,50€ y 7€ respectivamente. Juguetes adecuados a su edad, ya que que favorecen el desarrollo de las habilidades motrices del bebé.



 

En mi caso, os puedo asegurar que estos 5 principios han hecho que esta aventura sea mucho mas llevadera. Y os aseguro que mi pequeño se está criando divinamente, se nota que es feliz...y con eso me quedo... A veces, MENOS es MAS.

¿Y vosotras, mamís?? ¿¿ Cómo ha afectado la maternidad a vuestra economía familiar???

Una vez mas, muchas gracias por leerme!!

Seguimos en Modo ON!!

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¿Que te ha parecido este post? Déjame tu comentario!!