sábado, 11 de octubre de 2014

Gracias por ser mi compañero de viaje


Normalmente utilizo mi rinconcito bloguero para contarle al mundo que soy una imperfecta supermamá, que hago las cosas que hacen otras supermamás como yo, y tengo neuras maternales al igual que otras mamis. Que a veces nos sentimos superadas y agotadas por el ritmo de vida que llevamos, y otras veces queremos gritar a los cuatro vientos que somos las mujeres mas afortunadas del universo por poder disfrutar cada día de la familia que hemos formado.
Pero en la entrada de hoy no quiero contaros otra de tantas anécdotas que me pasan día a día con mi peque (que de esas hay un montón y ya habrá tiempo de contarlas).
 Hoy quiero que estas líneas sean  un reconocimiento a una persona muy especial. Justo la que consigue que cada día intente superarme en mi faceta como madre. Porque sin él, nada sería como es.
Por las circunstancias laborales de ambos, son muchas las horas que Hugo pasa con su papi. Muchísimas. Son muchas las mañanas que pasan juntos, después de estar toda la noche trabajando, sin descansar, para que mami se vaya a comenzar la jornada laboral... Y gracias a él, todo es mas fácil.
Porque tiene un doble mérito, que es, además de participar activamente en la crianza de su hijo, "aguantar" los histerismos maternales de la muá, que si soy realista, me salta la chispa un día sí y otro también, y reconozco que, cuando me viene la neura de "mami novata confundida, descentrada y al borde de un ataque de nervios", él se encarga de traer la calma, tranquilidad y sosiego que justo necesito en esos momentos. 
Y es que Hugo, en su particular idioma que sólo entiende su mami (entre checoslovaco y chino mandarín), me dice cada noche, cuando estamos en la cama, justo antes de dormir, que tiene el mejor papá del mundo y que lo quiere un montón. Porque, para los que no lo sabeis, mi ratón y su papi tienen una conexión muy especial.
 Ser papá no es tampoco tarea fácil. A veces no se reconoce la gran labor que llevan a cabo. Nos limitamos a elogiar el mérito que tenemos nosotras las madres, pero el gran papel que hacen ellos a veces se queda en la sombra.
Así que estas palabras van dedicadas a ti, que además de ser papá de Hugo, eres marido, amigo compañero, .... y bordas cada faceta de tu vida.
Para ti, y para para todos los papis que son como tu, van dedicadas estas líneas.
 Porque sois los mejores compañeros de viaje que podemos tener en esta gran aventura de formar una familia.
GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS !!!

4 comentarios:

  1. Me encanta esa foto de los dos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Shere!! Estos son los reyes de mi casa!!

      Eliminar
  2. Yo estoy esperando a mi bebe, mi pareja a veces se tiene ganado el cielo, tengo mucha ansiedad, y dia si y dia tambien tiene que aguantar mi humor de perros, a veces lo compadezco, menos mal que es muy tranquilo, vamos a ver como sera como padre... estoi impaciente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que las hormonas a veces hacen estragos en nosotras durante el embarazo. Yo tenía días que ni me quería mirar a la cara!!! Pero te aconsejo que hagas partícipe a tu pareja de TODO lo que estais viviendo, de tus miedos, de tus alegrias, de cada patadita que sientas, ... ¡¡ Y dejate querer!! Ahora debeis estar mas unidos que nunca. Y un último consejo: fuera miedos, y empieza a creerte que sereis unos papás fantásticos...¡porque así será!! Un abrazo

      Eliminar

¿Que te ha parecido este post? Déjame tu comentario!!